Nota de cata Dry-Gin Germà Premium

Hablemos de Dry-Gin Germà.
Clásico, elegante y sin complicarse con cientos de botánicos.

Que es para mí un buen destilado?

Es la simpleza de una correcta destilación la que crea perfección y elegancia. No importa cuántos sabores tenga el mismo, lo que importa es el buen balance de sabores y gustos. Germà es un gin culinario donde los entendidos y también los eruditos aprenderán a disfrutar de una experiencia inolvidable para nuestros sentidos. Un destilado que yo bebería solo, quizás con unas gotas de agua para crear este choque químico y dejar escapar sus invisibles cualidades de fragancias y sabores. Después de saborearlo, deja un sutil pero también intenso sabor, dando paso a un gusto amargo delicioso y elegante en el paladar. En la copa de cata se presenta limpia, nítida, transparente y cristalina. Como debe ser un buen destilado. Lo dejo descansar un par de minutos. Quiero que se presente con todo su esplendor y necesito que se adapte a la temperatura ambiental. Llevo la copa de cata a mi nariz y comienzo a descubrir sus fragancias. Mi primera impresión es un intenso olor a enebro pero sin chocar con mi olfato, es un balance muy simpático que dentro de unos segundos da paso a interesantes botánicos tales como un gracioso tono de cardamomo no muy intenso suave y agradable que se conjuga con algo de lirio de Florencia , este corto o débil pero agradable. Lo más intenso que puedo captar es la raíz de angélica que crea un amargor muy interesante ( que después nos sorprenderá en el sabor ) y acabando un final corto y exótico de tonos de cilantro. Todas estas fragancias están en armonía con tonos cítricos como la piel de limón. Cítricos mediterráneos semidulces tan bien equilibrados que se mezclan con los otros botánicos sin pasarles por encima, complementándolos. Exótico, simple, una perfecta y fina presentación.

Mi primera impresión de sabor:

Gin Germà se presenta con sabor intenso de enebro pero mezclándose casi al mismo tiempo con unos sabrosos tonos cítricos semidulces que no chocan con un sabor solamente acido. Aquí la piel de los limones de climas cálidos ( que maduran con mas sabor que en otras latitudes) crean un agradable sabor que no es una barrera para dar paso a los tonos botánicos como el aterciopelado del cardamomo que aparece de repente y cuando nuestro gusto se comienza a adaptar, desaparece graciosamente y da paso a un suave tono de cilantro muy débil en sabor que junto con el lirio de Florencia crean un complemento positivo que se adapta muy bien a los tonos de enebro y cítricos. Aquí la raíz de Angélica juega un importante papel en el sabor de Gin Germà. El maestro destilador o (máster blender) le ha dado a este botánico un papel más importante el cual crea un exótico y delicioso sabor al Gin.
Saber conjugar los sabores amargos es un juego de riesgo, cuando están mal empleados pueden ocasionar un fracaso. Les doy un ejemplo: Un “Negroni” es un típico ejemplo de sabores amargos pero si el bartender lo mezcla mal se puede convertir en una pesadilla. Si esta bien mezclado es una maravilla al paladar.

Maridajes:

Germà es un gin muy completo destacándose su simpleza y excelente destilación. Lo hemos catado con ciertas comidas y nos ha dado un gran resultado.
Dry-Gin Germá con Sushi es una opción excelente.
El sabor del pescado sea salmón o atún con sus tonos salados aderezándose con una gota de salsa de soja, se adaptan muy bien a los tonos cítricos semidulces de este gin y el final amargo de la raíz de angélica, con el sabor intenso que queda en boca hacen una deliciosa combinación. El Sushi se debe degustar solo con una gota de soja y con nuestro gin harán maravillas en sus paladares.
También lo degustamos con stick-tartar. Aunque en realidad el mejor tartar es el de pescado el gin también dio bien con la carne. Un par de gotas de limón y aceite de oliva en la carne cruda y disfrutamos de los sabores del gin que se adaptaron muy bien a nuestro tartar.
Germà es lo que podemos llamar los expertos un gin culinario que sorprende por sus tonos, sabores y calidad destacando su perfecta simpleza.
Es un gin adecuado para usarlo en cocteles clásicos. Un dry Martini por ejemplo. Pero con su receta clásica de 1912 en el hotel Knickherbocker de New york donde usaban las mismas medidas de gin, vermut seco y unas gotas de naranja amarga. Un Collins o un Fizz también serian cocteles agradables con gin Germà, con carácter pero al mismo tiempo sutil.
Hablemos también del Gin Tonic , el clásico más consumido en nuestro país.
Yo busco en un gintonic que el cuerpo y el carácter del gin se de en todo su esplendor y que con la simpleza de la tónica hagan sentir una experiencia grata al paladar. La misión de la tónica no es ocultar la elegancia del gin, sus sabores amargos son lo que naturalmente busca el gin para que renazcan los tonos y el carácter del destilado.
En esta definición de cata también han colaborado varios colegas míos, expertos en espirituosos y también en gastronomía. Todos estamos de acuerdo en que Dry-Gin Germà es un excelente destilado tanto para beber solo como combinado.

Fdo : Christian Pérez (Spirits Consultant).
Cheers, Good Cocktail’s, Excellent Wines & Food.
Restaurant Development.